Encima poner la búsqueda dungeon-arrastrándose ante mí–en forma de tarjetas de categoría específica, tales como engranajes, tesoro, encuentros, transiciones ambientales–burla de mí recordando que mi muerte será determinada por la suerte (o su ausencia) del sorteo. 00:48 acoplado que él no tiene todo el poder, sin embargo. Mano de destino permite a los jugadores construir y personalizar sus propias cubiertas antes de poner las tarjetas y su destino, en manos de este antagonista. Al inyectar un poco de aleatoriedad en sus planes mejor, mano del destino se propone a mantenerse alerta y a la vuelta cuando menos te lo esperas. En otras palabras, no importa cuán bien crees que has todas las de ganar en su favor, una mala racha de tarjetas puede minar su estrategia. Jugué un par de manos de uno (sitio) de decks preconstruidos de mano del destino, lo cual es genial para los jugadores menos estratégicamente orientados. Mi primera vuelta, una tarjeta de transición basado en texto, inofensivamente me lleva por un conjunto de escaleras. Al siguiente, sin embargo, las gotas de mi héroe representado por un personaje real en 3D en un laberinto lleno de trampa. Jugando como un juego de acción en tercera persona, el mini-objetivo de me tareas con navegar cuidadosamente los obstáculos de la variedad-mezcladas, afilada y hoja-que gira.
Para la versión original, incluidas las imágenes complementarias o video, visite http://www.ign.com/articles/2014/12/16/hands-of-fate-arkham-action-meets-deck-building

Advertisements