Nyrblog | The New York Review Of Books|

Fotos Katherine Waterston y Joaquin Phoenix en inherente vicio aún si todo es a primera vista un sueño, una alucinación, una exageración paranoicos adictos, siempre estamos mirando caras que dicen a más que Pynchons barrocamente elaborar diálogo puede. Parece que ver al menos dos películas muy diferentes al mismo tiempo, una vivificante rápido y divertido, los otros inexplicablemente irregular y triste. El real está llegando siempre con insistencia. La historia, tal como es, puede ser concebida en un nivel elemental como el ensueño de un hombre que ha perdido a su novia y sueña con su regreso. El sueño se enrolla sobre sí mismo en el episodio extraordinario, la fusión de lujuria y dolor emocional, cuando Docs perdieron amor Shasta (Katherine Waterston) devuelve a revelar la florista transformada en un rico mans juguete, arrullo fantasías acerca de las chicas de Manson, transformando el hippie Eden de éxtasis uncoercive radiante en una sanción de pago presentación que Doc no puede resistir desde su una reproducción exacta de sus propios deseos secretos. Por lo menos tal sería una lectura de esta prolongada y constante cambio de escena, cómic escrito por Pynchon pero dura lo suficiente, bajo la dirección de Anderson, para detener la película momentáneamente en sus pistas. Pynchons personajes son caricaturas mentales dadas vida fugaz a través del lenguaje solo.
Para la versión original, incluidas las imágenes complementarias o video, visite http://www.nybooks.com/blogs/nyrblog/2015/jan/03/pynchon-blue-shadow-inherent-vice/

Advertisements